jueves, 23 de octubre de 2014

[Interior] Apartamento en esquema de color gris con acentos amarillos

Aunque soy de estilo vintage y de preferencia absolutamente industrial, este tipo de interiores minimalistas monocromos con acentos de color me atraen mucho por la simplicidad de las formas, los volúmenes y el impacto visual que producen. Esuna sensación de espacios serenos, llenos de armonía y delicados en los que no se abusa de elementos decorativos y el propio continente y contenido del espacio, confluyen en equilibrio. En este apartamento de Vancouver se descubre un esquema de color "ligero" y atractivo donde el gris funciona porque es muy práctico y tiene un gran potencial pues amplia visualmente los espacios y con su neutralidad no resulta aburrido.





 El amarillo, en este interior, aporta el toque de ambiente "soleado"y vigoriza dando calidez. La combinación de estos dos colores dan como resultado una vivienda en armonía equilibrada con un impresionante interior urbano. Además, el apartamento de dimensiones justas, gana en fluidez y espacio, pues al "diluir" la escala del negro, hace que cualquier variación de la tonalidad encaje perfectamente.
Destaca el espacio de la zona social, completamente abierto y comunicado con un amplio y luminoso salón con ventanas panorámicas y maravillosas vistas a la ciudad, que bañan de luz natural. La bandeja colocada con mimo y estrategicamente con los limones y limas en diferentes tonos sobre la mesa del comedor no sólo lo hace una visión estética muy atractiva y que siempre funciona, sino que, además, aporta un aroma maravilloso. En toda la decoración destaca el exquisito mapa de la pared de la ciudad.





Los dos dormitorios han salvado el mismo equilibrio excepcional. Ambiente tranquilo y relajante en el que se diluyen elementos de color amarillo, que dan sensación de alegría despreocupada. En toda la vivienda se coloca un solado de madera que es perfecto para contrastar combinaciones. El cuarto de baño se encuentra en los mismos colores que el resto de la vivienda.

 

Elegante, no aburrido, cómodo para cualquier estado de ánimo, y lo más importante, práctico en todo momento. ¿te gustan la combinación de gris y amarillo?
¡Feliz día a todos!


Fotografías [] roomble


Sígueme / Follow me

Virlova Interiorismo

miércoles, 22 de octubre de 2014

[Deco] Verde que te quiero verde

Hoy en la sección [Deco] quiero hablaros de un color que resulta muy fresco y natural ¿Quieres tener una casa animada? pues ¡Atrévete con el verde! El verde es el color de la naturaleza y simboliza paz, frescura, armonía y, por supuesto, esperanza, en toda su variedad de intensidades y sea cual sea su aplicación en decoración. El verde es un color directamente ligado a la naturaleza y todos sus tonos, numerosos y variados, reflejan los elementos naturales y cotidianos: plantas, mundo marino, frutas o verduras, en una variada paleta de color con tonos como el pino, oliva, salvia, botella, pistacho, menta al agua o flúor… Se trata de un color secundario que surge de la mezcla de dos colores primarios, el azul y el amarillo, y según sean las cantidades utilizadas de cada uno obtendremos verdes muy variados, ayudándonos del color blanco para su consecución, siempre que se necesite. Además no tienes por qué usar el verde en todas las estancias y en las paredes, puedes usarlo en pinceladas como muebles, cojines, lámparas, plaids, etc.




Verde como color de VERANO y FRESCURA
Para dar un toque de frescor estival y conseguir que tu habitación tenga un espíritu vacacional, nada mejor que mezclar varios tonos de verde. Dócil y ligero, el verde permite atreverse fácilmente con las variaciones. Opta por una pintura “verde anís” en las paredes de la cocina: y favorecerás tu creatividad y darás a la estancia un efecto único de limpieza. Para el jardín, sustituye tus tiestos de flores tradicionales por tiestos verdes. Antes de pintar el salón de verde, acuérdate de las largas noches de invierno, pues esta variedad, particularmente estival, te cansará en cuanto el sol se haya metido.







Verde como color REVIVAL o RETRO
 Si bien los principales tonos de verde sugieren la vitalidad, la frescura y la naturaleza, igualmente se puede crear un ambiente nostálgico y “retro” optando por el verde pastel o MINT, el verde botella y el verde oliva. Estos tonos son especialmente apreciados para pintar las habitaciones que necesitan suavidad, como los cuartos de baño o los dormitorios.






Verde en su tonalidad + OSCURA
El verde tipo pino o botella se aprecia particularmente por su elegancia y su originalidad en un salón o en un dormitorio, ya que permite crear una atmósfera muy chic y elegante, que tienes que mezclar obligatoriamente con materiales ligeros y tonos luminosos para no agobiar el espacio: blanco, gris claro, plata, etc.  Acuérdate de multiplicar los espejos en una habitación verde oscuro, agrandarán el espacio favoreciendo los juegos de luz. Cuida particularmente la iluminación: equípate de luces tamizadas para las noches íntimas, pero también de fuentes de luz potentes para evitar hacer una habitación triste.





 Verde en su tonalidad + CLARA
Las variedades más cítricas, como el color lima o el verde manzana, crean resultados muy agradables combinadas entre ellas y con tonos amarillos,  ocres o marrones.  Son ideales para zonas alegres, cálidas y llenas de vitalidad ya que estos colores aumentan esas sensaciones. Tienen la peculiaridad de que contrastan con el mobiliario de estilo rústico, ya que ofrecen diferentes estéticas, y coordinados logran espacios renovados y originales. Se debe cuidar la luz al trabajar estos tonos, ya que si nos excedemos en su utilización, en espacios muy iluminados puede producir deslumbramiento.




Verde como LOOK combinado con OTROS COLORES
Hay que evitar los “total look”. Para acentuar el efecto “natural” tan buscado en las zonas urbanas, usa y abusa de plantas, de vegetación, de ramos expresivos. Acuérdate también de los vinilos o papeles de estampados floridos. Mezclar el verde claro con el verde oscuro, el verde anís con el verde menta al agua, por ejemplo, para conseguir una sensación de frescor natural, es lo mejor y matizas el look absoluto. Pero, ¿con qué colores combinar el verde para que pegue mejor? pues son perfectos en combinación con el rosa, rojo, violeta, naranja, amarillo y azul. Para conseguir un efecto “cool” sirven todos estos vivos colores: de ti depende encontrar un equilibrio. Con el crema o el gris, el verde se vuelve elegante y sobrio, mientras que el blanco aportará a estancias como el cuarto de baño o la sala de estar un efecto realmente suave y relajado.




Las posibilidades son infinitas y las combinaciones corren a cargo de tu imaginación. Así que recurre a un Pantonero o carta de colores y a buscar tu verde perfecto. Yo en mi casita del "Cuéntame" retro tengo la tonalidad de base el verde lima que combina ideal con la madera clara y el gris marengo. Algún día haré las fotos de la casa. ;)
¡Feliz día a todos!



Fotografías [] Varios, Pinterest

Sígueme / Follow me



Virlova Interiorismo